10 años de garantía. Tratamiento contra isópteros
10 años de garantía. Tratamiento contra isópteros

BARRERA
ANTI-TERMITAS

Consiste en el establecimiento de una barrera en el arranque de los muros de carga y en el perímetro del suelo del edificio, mediante la inyección del producto termiticida. La introducción del producto se realizará mediante perforaciones practicadas en los muros. Se utilizarán válvulas de retención especiales para  ello.

La barrera se realizará mediante la inyección a presión de un producto termiticida que impedirá que las termitas suban por los muros hacia la madera. se realizarán orificios en los muros, distanciados 20 cm entre sí y con una profundidad de 2/3 del espesor del muro. Así mismo, en el suelo perimetral se realizarán orificios, distanciados 20 cms entre sí, para inyectar a presión producto especifico para suelos, con una profundidad mayor o igual a 40 cms.

También es muy importante el producto que se inyecta en las barreras. Se ha demostrado que es prácticamente imposible realizar una barrera perfecta en un muro o en el suelo, porque no sabemos lo que podemos tener en el interior; no sabemos si se está extendiendo bien el producto, o por el contrario, lo estamos echando todo en un agujero de un ladrillo, o en un desagüe...  Por esto, si utilizamos un producto repelente, las termitas van buscando una zona de paso que no esté tratada, y en cuanto la encuentran se “pasan el aviso” y van pasando en fila india hasta su objetivo: la madera.

Para que el tratamiento sea efectivo, se ha de utilizar un producto no repelente. En GARBI utilizamos un producto que contiene Fipronil, un termiticida no repelente y capaz de actuar en cadena, que afecta al sistema nervioso central. Éste termiticida es de efecto retardado y actúa por ingestión y por contacto. Las termitas no lo detectan y van pasando por él tranquilamente, enfermando con el tiempo y contagiando con el roce al resto de la colonia. Al ser activo en concentraciones muy bajas plantea menos problemas medioambientales, de intoxicación y de olores.  Su consecuencia es la inhibición del efecto neurorregulador del GABA (ácido gamma-aminobutírico), provocando la muerte del insecto por hiperexcitación. El fabricante del producto indica que en el plazo de 3 meses no quedaría ningún individuo vivo en la colonia.  En Francia existe una experiencia positiva de 20 años y unas 100.000 viviendas tratadas con este sistema.  Su baja solubilidad en agua y su elevada absorción en los coloides órgano minerales, aseguran su correcta fijación al sustrato (suelo y muros), así como su permanencia prolongada en el mismo.  El fabricante garantiza un periodo de funcionamiento del producto de 5 años.

SOLICITE SU
ESTUDIO Y DIAGNÓSTICO
GRATUITO Y SIN COMPROMISO

pello@bizkaikogarbi.com

tel: 639 184 355

recorrido de las termitas
recorrido de las termitas
Viga de madera afectada por las termitas
Viga de madera afectada por las termitas
Viga de madera afectada por las termitas
Viga de madera afectada por las termitas